Siempre me llamó la atención Dreamcatcher. Es que si estás involucrado con el K-pop, es extraño que aparezca en tus recomendaciones un grupo con las características que diferencian a estas chicas del resto de conceptos que vemos en la industria.

¿Por qué creo que es un grupo infravalorado? Porque a pesar de su arduo trabajo y de desarrollar de manera excepcional un estilo poco convencional en el K-pop, Dreamcatcher sigue siendo una suerte de fantasma en el mundillo. Uno que lleva demasiado tiempo en la escena sin tener el reconocimiento que merece.

Dreamcatcher es un grupo que debutó en enero del 2017 bajo la agencia Happy Face Entertainment. La agencia, que describió a la agrupación como una “inyección de nueva vitalidad en la escena musical con un estilo de música y género totalmente inesperado”, no comenzó la carrera de estas chicas con esta idea.

De hecho, Dreamcatcher debutó antes, el 2015, bajo el nombre de MINX. En esa época eran un quinteto y hacían algo compleeetamente diferente a lo que podemos ver en la actualidad. Pueden verlo ustedes mismxs.

En fin… el tema es que el 2017 re debutaron con un nombre y concepto completamente renovado y dejaron de ser un quinteto para transformarse un septeto. Ahora el grupo se componía por JiU, SuA, SiYeon, Dami, YooHyeon, Handong y GaHyeon.

El single escogido fue “Chase Me“, parte de su primer mini álbum “Nightmare“. Aquí fue donde quedaba comprobado que el bubble pop de MINX fue desechado en su totalidad para darle espacio a un estilo oscuro, misterioso y, derechamente, rockero. De ahí en más, no se despegaron de ese género.

Muchos describen su sonido como el claro ejemplo de cómo deberían escucharse los openings de animé. Y es que ese tipo de vibra es la que inspiran desde el primer acorde, donde las guitarras eléctricas y las baterías suelen ser incesantes.

A estas alturas, las chicas de Dreamcatcher han lanzado cinco mini álbums, cuatro singles y también hicieron su debut oficial en Japón. En febrero de este año, el grupo lanzó su primer full álbum. “Dystopia: The Tree of Language” es un disco de 14 canciones que muestra la evolución musical y técnica del grupo de manera formidable.

Scream“, single escogido para promocionar, es diferente a todo lo que hayamos escuchado de ellas pero con la esencia de siempre. Sus b-sides, como “Sahara“, “Red Sun” o “Black or White” son distintos a todo lo que hayamos escuchado de ellas.

Este último trabajo fue el que terminó por convencerme de que las chicas eran capaces de hacer mucho más, de no mantenerse en la zona de confort que habíamos conocido desde su debut. Y eso es digno de admiración.

A pesar de demostrar en cada comeback de lo que son capaces, todavía no tienen su first win, aunque no podemos negar que sus fans, “Insomnia”, siguen creciendo día a día. Bueno, esas son las consecuencias que trae una carrera sólida, constante y sin puntos bajos.

Definitivamente, Dreamcatcher es un grupo merecedor de todos los elogios posibles.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *